Paraiso Kids - Buen rollo en familia

Método Montessori

¡Bienvenidos a todos otra vez! De un tiempo a esta parte, todos hemos oído hablar de algo que “está de moda” y es el Método Montessori. Numerosos blogs están destinando sus fuerzas a hacer llegar a los papas consejos útiles, basados en las ideas de la educadora, para que los niños logren cierta autonomía, a partir de ayudar en casa.


María Montessori fue una educadora y médica italiana que a principios del siglo pasado creó un método pedagógico único, basado en la observación del entorno del adulto para crear el contexto óptimo para el aprendizaje del niño. De este modo, el niño obtiene una visión integral del mundo y puede optimizar sus capacidades al máximo, tanto en el plano intelectual como físico.


Aunque dedicaremos un post para trabajar esta metodología, hoy me gustaría centrarme en uno de los materiales que produjo Montessori para el trabajo en casa. Cuándo pedimos a nuestros hijos que colaboren con las tareas del hogar, es muy habitual pensar qué no querrán realizarlas, qué es lo más adecuado para su edad; si les supondrá mucho esfuerzo, si lo harán de manera correcta, etc. Sin embargo, con pequeñas tareas adaptadas a su edad de desarrollo, los niños aprenderán a valorar el trabajo, el esfuerzo y poco a poco serán más responsables. Transversalmente, además, desarrollarán las capacidades sensoriales, la creatividad, su lógica, su motricidad, y por supuesto su autonomía.


Como os decía, este método favorece que sea el adulto quién optimice el contexto del niño. Por ello, como papás, sois vosotros quienes mejor conocen los potenciales y limitaciones de vuestros hijos. Para intentar adecuar lo que vosotros sabéis de ellos, a lo que cabría esperar para su edad, os dejo una adaptación de la tabla de Montessori sobre la realización de tareas domésticas, la cual os servirá como guía, para perder el miedo a que las tareas no les sobrepasen.


Pese a la edad cronológica de los niños, siempre podéis adaptarla si veis (sobre todo al principio) que los niños no cumplen las tareas. Ya comprobaréis que, poco a poco, y a medida que se sientan más útiles e importantes dentro del contexto familiar, cumplirán con más responsabilidades.

Ahora os toca a vosotros, buscar la motivación adecuada, para que los niños muestren todas sus capacidades dentro de casa. Una buena manera de interactuar con ellos, es la economía de fichas. Ya me iréis contando, cuál os ha funcionado mejor. ¡A barrer se ha dicho! Hasta la próxima.

ayuda ninos en casa

Etiquetas: Educación, Niños

No tienes permisos para enviar comentarios. Sólo usuarios registrados. Regístrate.

Sobre el autor

Mónica Jiménez Astudillo

Mónica Jiménez Astudillo

Licenciada en Pedagogía, Máster en Educación Especial y Máster en Formación del Profesorado en la especialidad de Orientación Educativa, por la Universidad Complutense de Madrid.

Posgrado en Atención Temprana en Contextos Diversos y Vulnerables por la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Educadora en Masaje Infantil por la Asociación Intenacional de Masaje Infantil y Doctoranda en Ciencias de la Educación en el campo de Atención Temprana por la Universidad Complutense de Madrid.

Ha trabajado como jefa de estudios y orientadora y actualmente desempeña su función como especialista en Atención Temprana en el Centro de Lenguaje, Aprendizaje y Psicomotricidad y es profesora en la Universidad Francisco de Vitoria.

Ha presentado diferentes ponencias y seminarios sobre Atención Temprana y Educación Especial y su relación con las familias y ha escrito algunas publicaciones en el mismo campo.