Paraiso Kids - Buen rollo en familia

dislexia

 

A menudo vienen algunos padres a consulta y nos preguntan sobre cuestiones que comentan desde "los coles" pero que los padres no llegan a entender del todo. Estos pequeños problemas son los que llamamos dificultades “dis” que, o bien son

problemas específicos de aprendizaje, o bien de lenguaje, asique vamos a distinguir entre una terminología y otra para que sepamos a qué hacemos referencia con cada una exactamente.


La discalculia o “dislexia matemática” es una dificultad específica del aprendizaje de las matemáticas. Los niños que la padecen tienen problemas para entender los conceptos numéricos y la simbología, especialmente. No suelen entender la asociación entre número y cantidad, no tienen conciencia numérica y les cuesta relacionar todo el proceso operacional.


• Con la dispraxia hacemos referencia a un trastorno de tipo psicomotriz que implica un déficit de coordinación y de organización de movimientos. No debemos confundir este trastorno con un signo de debilidad en el tono, puesto que hablamos de una condición cerebral que implica tener problemas para mantener el equilibrio, la postura o cualquier otro aspecto de la motricidad. Son los niños que tienen dificultad para montar en bici, para lanzar una pelota, etc. También le podemos llamar trastorno del desarrollo de la coordinación o dificultad del aprendizaje motor.


Dislexia. Este es el más conocido para todos. Podríamos describirla como una dificultad de la lectoescritura, donde se invierten, se sustituyen o se omiten letras, sílabas o palabras. Estos niños tienen problemas para deletrear, recitar el alfabeto, hacer rimas o discriminar sonidos, entre otros.


Disfasia. Esta anomalía se encuadra dentro de los trastornos del lenguaje oral y se define como la dificultad en el habla o en la comprensión del lenguaje. Estos niños no son capaces de hablar con un discurso coherente o con sentido y tienen muchísima dificultad para entender una conversación con otra persona.


La disortografía o disgrafía disléxica es un trastorno específico de la escritura, donde se cometen errores ortográficos a la hora de escribir correctamente, presentando buena caligrafía. Estos niños tienen errores a la hora de descodificar el mensaje y plasmarlo en el papel, presentando dificultades entre el sonido y la grafía de las letras.


• Finalmente, los niños que presentan disgrafía son aquellos con un trastorno en la capacidad de escribir. En este caso, puede afectar al procesamiento de información como al motor. Además, los niños que padecen disgrafía suelen ser a menudo disléxicos o presentar otras dificultades en el aprendizaje, como la dispraxia aunque no debemos confundir uno con otro.


En función de qué tipo de trastorno se padezca, se interviene de una u otra manera. En el futuro detallaremos cada una de ellas y daremos algunos consejos para intentar intervenir desde casa. Hasta pronto.

Etiquetas: Medicina, Niños, Pedagogía,

No tienes permisos para enviar comentarios. Sólo usuarios registrados. Regístrate.

Sobre el autor

Mónica Jiménez Astudillo

Mónica Jiménez Astudillo

Licenciada en Pedagogía, Máster en Educación Especial y Máster en Formación del Profesorado en la especialidad de Orientación Educativa, por la Universidad Complutense de Madrid.

Posgrado en Atención Temprana en Contextos Diversos y Vulnerables por la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Educadora en Masaje Infantil por la Asociación Intenacional de Masaje Infantil y Doctoranda en Ciencias de la Educación en el campo de Atención Temprana por la Universidad Complutense de Madrid.

Ha trabajado como jefa de estudios y orientadora y actualmente desempeña su función como especialista en Atención Temprana en el Centro de Lenguaje, Aprendizaje y Psicomotricidad y es profesora en la Universidad Francisco de Vitoria.

Ha presentado diferentes ponencias y seminarios sobre Atención Temprana y Educación Especial y su relación con las familias y ha escrito algunas publicaciones en el mismo campo.